Correcta realización de una escalera con cartabones


Es bastante común que en vez de usar zanquines en escaleras utilicemos cartabones, lo cuál realza la belleza de la escalera y, bien utilizados, pueden convertirse en un buen instrumento de colocación de la misma.

Lo primero que debemos hacer es hallar la altura total de cada tramo de escalera e igualar en lo posible las alturas de las tabicas (entre plantas es inaceptable dejar dos tabicas con alturas diferentes).

Lo segundo replantear el recorrido de la escalera en las paredes de forma que nos sirva de guía efectiva, si por alguna razón no pudiéramos replantearlo a la altura real de colocación levantaríamos el replanteo a 0,50 o 1,00 metro para poder, en todo momento, comprobar mediante regla y nivel la correcta colocación de los peldaños.

A la hora de colocar los peldaños utilizaremos los cartabones como guías, ya que estos habrán sido preparados por el marmolista para que formen un ángulo perfecto con los peldaños y tabicas y prolonguen la altura del rodapié de un paso a otro.

Colocaremos la primera tabica o frontera, la fijaremos con escuadra en su posición y, a continuación posicionaremos el cartabón fijándolo a la pared mediante adhesivo cementoso, luego colocaremos el peldaño nivelándolo. Seguiremos siempre este recorrido: cartabón a continuación del anterior, frontera pegada al cartabón y peldaño o paso y repetiremos esta serie hasta que lleguemos a la mesa o final del tramo.

Si los cartabones están correctamente calculados la escalera la colocaremos de forma sencilla, rápida y perfecta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ampliación de vivienda con Muros de Carga.

Guarderías Infantiles

Los Puentes Levadizos más increíbles de Europa