Asesinato en clave arquitectónica: Una piscina de altura

Nueva York nos enseña a disfrutar de sus inigualables paisajes cambiantes con estilo… ¡de altura!


Bárbara bajó del vehículo, su chófer le había abierto la puerta y dado la mano, como correspondía a una persona de su interés, frente a ella un nuevo edificio para la ciudad de Nueva York, uno que abrió este año sus puertas para se un nuevo ícono en su Skyline, un par de edificios en la costa del East River, mirando hacia Queens, cuya mayor particularidad no es la altura, ni la superficie, ni la tipología, ni la forma, siendo todas estas de una alta calidad visual. Su mayor reclamo es un puente aéreo, el más importante que se ha realizado en la urbe en los últimos 80 años.


El American Copper lo tiene todo para ser un nuevo hito en el mundo de la edificación y la arquitectura. Ella lo había leído en la página web que patrocinan: “las 10 razones por las que todo el mundo quiere hacer del American Copper su casa”. Y no les faltan razones para presumir de este hecho, el nuevo complejo de apartamentos de lujo está pensado para disfrutar de las vistas… ¡y de su interior! Había solicitado visita hacía unas semanas y se había enamorado de él al instante.


Los promotores del complejo, JDS Developments, se han asociado con el bufete de arquitectura Shop Architects, con quienes ya han trabajado para construir el rascacielos más delgado del Mundo (también en Nueva York), ya se sabe, si algo funciona ¿para qué cambiarlo?. Entre ambos han desarrollado esta singular edificación que alberga 761 apartamentos para alquilar (prohibido comprar) de 1, 2 y 3 dormitorios, de los que 150 son unidades “asequibles”.


Las rentas van desde los 2.500 a los 10.000 dólares o más (según su web), lo que en euros comprende desde los 2.357 hasta los 9.429 o más, eso sí, podrás adquirir un apartamento asequible desde los 895 euros al mes (844 euros) según el New York Times. Su construcción comenzó en el año 2.014 en un solar que se inundó durante el huracán Sandy dos años antes, ésta es una de las razones por las que el complejo tiene una protección especial de la que hablaremos más adelante. Por supuesto había reservado uno de los apartamentos más caros, en la parte alta de la torre Oeste.


Miró su reloj, a esta hora ya no estaría el personal que le había hecho la mudanza, miró de nuevo en derredor. La construcción consta de dos edificios que simulan estar bailando gracias a la inclinación de cuatro grados de sus estructuras y al puente aéreo que los une entre las plantas 27 y 29, a los 91 metros de altura. Los inmuebles alcanzan los 160 metros de alto (torre Oeste) y los 140 metros (torre Este) con 48 y 41 plantas de viviendas que crean la nada desdeñable cifra de 76.600 metros cuadrados de superficie.


La fachada está recubierta del material preferido de los diseñadores, el cobre, con 5.000 paneles que pesan en total casi dos millones de kilos, como sus promotores dicen: “un montón de monedas de centavo” (americano, claro). El cobre es un metal que se encuentra en la naturaleza, es versátil gracias a su ductilidad y a su maleabilidad (propiedades fantásticas para realizar las chapas de la fachada), este metal, de color bronce, se oxida con el tiempo, creando una pátina de color verdoso que protegerá su interior.


Esta particularidad hará que no veas el mismo edificio dos veces seguidas, es reseñable que el color final del recubrimiento va a depender en gran medida del tipo de cobre y de la meteorología de la zona en la que se halle, así, si traemos uno de esos paneles a Extremadura, no va a tener el mismo color que sus “hermanos” americanos. Otra belleza estética de la fachada es que los paneles no son todos iguales, creando una asimetría muy agradable.


Ya en su habitación se tomó su tiempo para disfrutar de su éxito, llegó a Nueva York apenas sin nada, pero había sabido escalar peldaños, los peldaños oportunos y, en menos de un año, estaba rodeada de los lujos que siempre quiso para ella. A la hora de estar allí preparó su bañador y se dispuso a ir a la piscina, el mayor reclamo del complejo, situada en el puente aéreo: una piscina cubierta de 23 metros de largo, allí podría bañarse mientras disfrutaba de las incomparables vistas que ofrece el East River… además de tener un gimnasio de doble altura, salas de spa y wellness, un bar espectacular, jacuzzi con hidromasaje, una pared de escalada… en fin, ¡todo para la vida sana!, por supuesto, en su coronación el puente tendrá una terraza al aire libre, como debe ser, esta misma tarde lo probaría todo, seguro.


El acceso exterior al complejo ha sido diseñado por el estudio de paisajismo Scape, la Plaza del Agua (así se llama) se encuentra sobre el aparcamiento subterráneo y se distribuye alrededor de una fuente que sirve para enfriar el espacio y mitigar los ruidos de la autopista, a esto ayuda también un cerramiento vegetal en el perímetro de la parcela. En el interior los apartamentos cuentan con cocinas altamente equipadas con electrodomésticos Miele y encimeras de mármol, los baños también poseen mármol en sus revestimientos.


En el diseño y construcción colaboraron los equipos de ingeniería de Buro Happold y de WSP Parsons Brinckerhoff, que contribuyeron al cálculo estructural y a la toma de medidas contra las posibles inundaciones y fenómenos meteorológicos extremos, los que podrían provocar un cambio climático. Por ejemplo la instalación en el ático de la torre Oeste de cinco generadores de emergencia de 400 kilovatios, los cuales, durante un corte de energía, suministrarán potencia a ocho ascensores de pasajeros, dos ascensores de carga, a todos los refrigeradores de los 761 apartamentos, así como a una toma de corriente para cada uno de ellos, a las luces en pasillos y escaleras y a las bombas de agua.


Estos generadores se alimentan de gas natural, de esta forma no dependerán de la entrega de combustibles desde el exterior. Los diseñadores han previsto que durante una semana los inquilinos podrán estar aislados dentro del edificio sin problemas de abastecimiento eléctrico. A partir del año 2.014 la normativa neoyorquina obliga a instalar los sistemas mecánicos de los nuevos edificios al menos 60 centímetros por encima del área de inundación esperada, los arquitectos colocaron estos sistemas en el segundo piso… muy previsores… ¡Bravo!


Bárbara era consciente de su belleza, de cómo hombres y mujeres no podían dejar de mirarla, eso la había ayudado en sus objetivos, era evidente, pero no habría llegado tan lejos sin otra fantástica cualidad: su inteligencia. Otra fantástica medida tomada por los arquitectos y los promotores, para evacuar el exceso de agua debido a una inundación o a lluvias torrenciales, ha sido la de colocar una capa de grava de 45 centímetros entre dos losas de hormigón en el sótano del edificio. Esta capa permitirá la circulación del agua por ella guiándola hasta tuberías taladradas que la llevarán hasta un pozo con bomba para expulsarla a la red exterior. Por precaución se evitado usar la madera en las plantas bajas, así como se ha empezado a colocar las planchas de cobre a partir de la segunda planta, evitando un posible contacto prolongado con el nivel del mar si éste sube.


Los promotores JDS presumen de que al menos 1.000 personas han mostrado interés por los apartamentos a precio de mercado, y de que han recibido casi 80.000 solicitudes para residir en los 150 apartamentos asequibles, lo cual es bastante creíble viendo el exterior de la edificación, moderno, dinámico y único, viendo la excelente ubicación del inmueble y, sobretodo, pensando en la piscina a noventa metros de altura con ventanas de piso a techo por las que disfrutar del Empire State Building.


Bien entrada la noche, después de haber conocido a todo el que debía conocer que residiera en el complejo y estuviera por los lares, volvió a su habitación, estaba exhausta, cansada emocionalmente. No se percató de la sombra que la acechaba dentro. Se desnudó con premura y fue tarde cuando sintió como un cable se enrollaba fuertemente en su cuello, le faltaba el aire, pataleó y se movió hasta caerse de rodillas. "No, así no, intentó gritar", sentía que la vida se le escapaba y no podía dejar de pensar en todas las cosas que aún le quedaban por hacer, y, lo más sorprendente de todo, no dejaba de pensar en su hermana Isabel.

Continuará...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ampliación de vivienda con Muros de Carga.

Guarderías Infantiles

El Mega Voladizo de Singapur