El efecto Passivhaus, en busca de las casas eficientes

La implementación de este concepto ahorraría entre el 75 y el 90 por ciento del consumo eléctrico, esto equivaldría al 33 por ciento del consumo total energético del país.



De los creadores de “Si todo va bien para que mejorar y si todo va mal, no cambies que podría ir a peor” o de “¿Por qué invertir y ganar más si tenemos suficiente?” llega ahora: “No le hagas caso a eso de la Eficiencia Energética, sólo es un negocio”. Claro que poco sospechan, los que afirman ésta última premisa, cuánta razón tienen… ¡aunque a la inversa! Sí, es un negocio, un gran negocio que nos beneficia a todos y en grandes cantidades… económicas y medioambientales.
En esta línea de actuación se enfundaron el mono de trabajo los precursores del sistema Passivhaus, Bo Adamson yWolfgang Feist (éste último director del Passivhaus Institut de Darmstadt) a finales de la década de los 80. Ellos diseñaron pautas que permiten construir casas pasivas (ya sabéis, las que no son agresivas 😉 de forma que mantienen una adecuada confortabilidad sin necesidad de demandar altas dosis de consumo energético. La primera construcción realizada con estos parámetros se llevó a cabo en 1.991 en Darmstadt, después de ésta, se han ejecutado más de 25.000, y sigue creciendo el número.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ampliación de vivienda con Muros de Carga.

Guarderías Infantiles

Los Puentes Levadizos más increíbles de Europa